Incendios: prevención y actuación

Un incendio es una ocurrencia de fuego no controlada que puede abrasar algo que no está destinado a quemarse.

Su origen es explicado por el triángulo del fuego, el cual es un modelo que describe los tres elementos necesarios para generar la mayor parte de los fuegos: un combustible, un comburente (como el oxígeno) y energía de activación o calor.

Cuando estos factores se combinan en la proporción adecuada, el fuego se desencadena, por lo que es igualmente posible prevenirlo o atacarlo eliminando alguno de ellos.

Los riesgos atienden a la evaluación de la posibilidad de incendio o explosión en función de la combustibilidad de los materiales, facilidades de propagación del fuego, generación de humo y vapores tóxicos.  Según estos factores, el riesgo se puede clasificar en: leve, moderado y alto.

Existen 4 clases de fuego, éstas son:

Clase A: fuego de materiales combustibles sólidos comunes, tales como: madera, textiles, papel, caucho y plásticos termoestables.

○ Clase B: fuego de líquidos inflamables o combustibles, gases, grasas y plásticos termoplásticos.

○ Clase C: fuego en presencia de equipos e instalaciones eléctricas energizadas.

○ Clase D: fuego de metales reactivos tales como magnesio, sodio, potasio, litio, circonio y titanio.

Las medidas fundamentales contra incendios pueden clasificarse en dos tipos:

○ Medidas pasivas: son aquellas que afectan al proyecto o a la construcción del edificio para conseguir una fácil y rápida evacuación de sus ocupantes y para retardar el avance del fuego. Entre estas se pueden mencionar: pasillos y escaleras de suficiente amplitud y con pasamanos, apertura de las puertas en el sentido de la evacuación, puertas cortafuegos, entre otras.

○ Medidas activas: incluyen detección y alerta del incendio, señalización e iluminación de las vías de evacuación, extinción mediante agentes extintores como agua, polvo, espuma o nieve carbónica, contenidos en extintores acordes al tipo de fuego que se puede presentar o conducidos por tuberías que los llevan hasta hidrantes o rociadores.

Prevención:

La mejor manera de tratar los incendios es impedir que ocurran, por lo que a continuación se presentan una serie de medidas preventivas que se deben llevar a la práctica:

Se deben utilizar las señales normalizadas en puntos específicos de las instalaciones donde pudiera existir riesgo de incendio, además de la identificación de la ubicación de extintores y salidas de emergencia.

Es propicio educar al personal en materia de actuación y prevención de incendios.

○ Es apropiado separar, aislar o proteger los materiales combustibles de los puntos de ignición; establecer normas precisas de actuación y proveer los equipos de extinción necesarios y adecuados.

○ Además se debe elaborar un plan preventivo de inspecciones programadas de equipos e instalaciones.

Actuación:

En caso que se presente una situación de incendio, usted debe seguir las siguientes recomendaciones:

Trate de extinguir el fuego sólo si éste es controlable y está capacitado en el uso de extintores.

○ Si no es posible controlar la situación debe dar la alarma, comunicarse con los bomberos y evacuar las instalaciones.

○ Cortar la energía eléctrica desde el tablero general y otros suministros de gas o combustible.

○ No use los ascensores sino las vías de evacuación indicadas.

○ Si hay humo y gases, debe cubrir su nariz y boca con un paño mojado y avanzar agachado.

○ Tocar las puertas con el dorso antes de abrirlas para verificar la temperatura y la presencia de llamas.

○ En la evacuación vaya cerrando las puertas de las dependencias a fin de evitar la propagación de humo y llamas.

○ Revise baños y otras dependencias en que pudieran quedar personas atrapadas.

○ Si se ha comenzado a evacuar no vuelva por ningún motivo, salga sólo con lo indispensable.

Sabía usted que…

Según estadísticas del Comité Técnico Internacional para la Prevención y Extinción del Fuego (CTIF) para el año 2006:

○ 10% de las llamadas recibidas por los cuerpos de emergencia a nivel mundial corresponden a incendios.

○ 32,9% de los incendios que se presentan a nivel mundial ocurren en edificaciones.

 

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s